Stevia o "estevia" Contraindicaciones y efectos secundarios posibles

Contraindicaciones y Efectos secundarios de la Estevia
Los efectos secundarios de la Stevia o "Estevia" o contraindicaciones son algunas de las incógnitas aún no resueltas sobre el difundido edulcorante Stevia o "Estevia".

¿Qué es Stevia o "Estevia"?

La planta Stevia rebaudiana Bertoni, comúnmente llamada Stevia o "Estevia", fue mencionada por primera vez por el botánico y médico español Pedro Jaime Esteve (1500-1556) que la encontró en el nor-este del territorio que hoy se llama Paraguay.

Efectos Secundarios de la Stevia o Estevia

Los indígenas Guaraní de esta zona del Paraguay como en el sur de Brazil utilizan “ka’a he’ê” (“hoja dulce”), como se llama en Guaraní, desde cientos de años como edulcorante en su yerba mate, y en varias tribus se reportó el uso de esta planta en el control de la fertilidad de las mujeres, aplicando infusiones concentradas de Stevia por tiempos prolongados.
Es justamente esta propiedad anticonceptiva que se discute desde los años 70 hasta la actualidad en la literatura científica. La pregunta es simple: ¿Quién quiere consumir un edulcorante puede afectar tu esterilidadl?
La hoja de Stevia contiene una mezcla compleja de sustancias que tienen un sabor dulce intenso, unos 30 a 45 veces más dulce que la sacarosa, el azúcar refinado. Hasta la fecha, se logró aislar diez diferentes compuestos químicos, responsables del sabor dulce de la planta: steviosida, rebaudiosidas A, B, C, D, E y F, dulcosida A, rubusosida y steviolbiosida.

La mayor concentración del efecto dulce proviene del steviosida y del rebaudiosida A. El producto comercial es un extracto de las hojas de Stevia que es 250 a 300 veces más dulce que el azúcar refinado y que solamente tiene aproximadamente 0,2 calorías por gramo.

El resultado de la extracción química del planta es un producto con un contenido mínimo de 90-95% de steviosida y/o rebaudiosida A. Ambos glicósidos dulces son químicamente glicósidos diterpénicos, sustancias compuestas por dos moléculas de diferentes tipos de azúcares y una molécula llamada steviol.

Esta sirve como “columna vertebral” y es estructuralmente parecida a las hormonas vegetales giberalina y ácido caurenóico (o caureno). Existen varios estudios que demuestran que los glicósidos parcialmente son metabolizados en el cuerpo liberando las moléculas de azúcares y el steviol.

¿Es Seguro Usar Stevia en vez de Azúcar?

Es justamente este compuesto steviol, la columna vertebral de los edulcorantes elaborados con Stevia, que desde muchos años llama la atención a los toxicólogos, debido a que esta sustancia demostró en estudios con bacterias y células, claras evidencias de genotoxicidad (por ejemplo, es capaz de cambiar la información genética).

Sin embargo, estudios más recientes realizados con ratones, ratas y hámster, indicaron que se requiere de concentraciones muy elevadas de steviol para iniciar un daño al ADN, la molécula de la vida que contiene toda la información genética.

Existe una gran variedad de publicaciones toxicológicas sobre potenciales efectos adversos de extractos de stevia y los resultados no son muy coherentes. En particular, el efecto de la Stevia sobre la fertilidad fue objeto de polémicas en el mundo científico.

Un estudio publicado en el año 1968 por el Profesor Joseph Kuc de la Universidad de Purdue en Indiana, EE.UU, inició la discusión. El Prof. Kuc detectó un efecto anticonceptivo con una reducción de la fertilidad de hasta 79% sobre ratas femeninas cuando fueron alimentadas con altas cantidades de Stevia. (Planas, G.M. & Kuc,J. "Contraceptive properties of Stevia rebaudiana." Science, Washington, 162, 1007, 1968).

Mientras el resultado de este estudio no fue confirmado por otros grupos científicos, en un estudio publicado en el año 1999 por el Prof. Melis de la Universidad de São Paulo confirmó los resultados del grupo de Kuc y se observó una disminución de espermas en ratas masculinas después de la aplicación de altas dosis de glicósidos de Stevia.

Para la tranquilidad de los usuarios de Stevia, en ningún estudio se pudo confirmar un efecto cancerígeno o mutagénico en concentraciones “normales” de aplicación como edulcorante.



Las autoridades en otros países como Japón, China y diferentes países en América Latina aceptaron el uso de extractos de Stevia como edulcorante natural.

En Japón, edulcorantes de Stevia ya estaban comercialmente disponibles desde el año 1971 y hasta el momento no se han publicado estudios de problemas de salud relacionados con este edulcorante.

Hasta hace unos años en los EE.UU, la Administración de Drogas y Alimentos de (FDA) aprobó el uso de extractos de Stevia únicamente como ingrediente en un “suplemento alimenticio”, pero no como edulcorante de mesa. Únicamente el glicósido Rebaudiosida A en su forma pura es considerado como Sustancia Generalmente Reconocida como Segura (GRAS por sus siglas en Inglés) desde diciembre del año 2008. Por el contrario, la steviósida, el otro compuesto principal del extracto de Stevia, no había sido reconocido como GRAS por la FDA.

Tanto en Canadá como en la Unión Europea (UE), el uso de Stevia como edulcorante de mesa fue rechazado por considerar que no había pruebas suficientes que demostraran su inocuidad. Pero ahora hay luz al final de túnel. Existe una nueva opinión de la Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos (EFSA) que vigila los edulcorantes y su uso, para retirar del comercio los productos que considere peligrosos para la salud. Esta institución publicó un documento con una evaluación de la información toxicológica disponible hasta la fecha. El resultado es que Stevia y extractos de Stevia son considerados inocuos en su uso como edulcorante de mesa – por lo menos bajo ciertas condiciones.

La EFSA recomienda una dosis máxima diaria de 4 mg por kilogramo de peso corporal, para estar seguros, la misma dosis máxima es recomendada por la Organización Mundial de Salud, según un documento publicado en el año 2008. En palabras comunes, una persona adulta con un peso de 70 kg puede consumir 280 mg de un extracto de Stevia sin correr ningún riesgo para su salud.

Considerando que el extracto de Stevia es unas 250 veces más dulce que el azúcar común, un adulto puede reemplazar diariamente unos 70 gramos de azúcar por Stevia, equivalente a unas 4 a 5 cucharas o unas 20 cucharillas de azúcar. Debido a que los niños tienen un peso corporal menor, la dosis se debe reducir proporcionalmente a su peso.

Muchos creen que el consumo de Stevia como edulzante está recien comenzando, pero la Stevia es utilizada en productos elaborados hace más de 20 años. Es interesante evaluar que en Países donde el control de natalidad es una prioridad, se ha permitido la comercialización de Stevia, como es el caso de Japón (desde 1971), y otros Países de Sudamerica.

Mientras que Europa seguía mostrando resistencia de apertura de sus mercados. ¿Cuál sería la razón de fondo? Más allá de tendencias o ideas sobre conspiración, nos parece extraño que en los 3 últimos años la fuerte difusión de los beneficios de Stevia, especialmente en América. ¿Se habrán demostrado los efectos de Stevia en la fertilidad?.

Hasta no tener más antecedentes que respalden la bioseguridad del consumo de Stevia a largo plazo se aconseja consumirla moderadamente y elegir su variedad natural de origen boliviano o paraguayo por ser más dulces, y tener cuidado con los preparados sintéticos de laboratorios que hay en el mercado, ya que se han encontrado varias marcas comerciales que engañan al consumidor, éstas sólo contienen un pequeño porcentaje de Stevia mezclados con otros ingredientes y endulcorantes que no son beneficiosos para su salud.
Actualización sobre el Uso de Estevia o Stevia en el Mundo
Stevia aprobada por la Unión Europea
Nov,2011: Diario Oficial de la Unión Europea L 295/205. Se permite el edulcorante de stevia en una serie de categorías de alimentos que incluyen productos lácteos, frutas, helados, alcohol, aceite, cerveza y dulces, entre otros.
Dic, 2011: Stevia se aprueba a nivel europeo como un aditivo alimentario (E960). La publicación del Reglamento de la Comisión 1131/2011 marca el final del camino de su aceptación por la Unión Europea.

Los endulzantes artificiales puede destruir su sistema inmunológico

En estudios iniciales sobre la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), se demostró que esta enfermedad es más frecuente en países como el Reino Unido, los Estados Unidos y otros países al norte de Europa. Sin embargo, en estudios más recientes, resultó que Canadá se colocó en la cima de la lista como el país con la incidencia más alta.

En 1981, la incidencia de EII en Alberta, Canadá fue de tan sólo 44 por 100,000; menos de la mitad que en el Condado de Olmsted en Minesota. Pero para el año 2000, la incidencia en Alberta se disparó a 283 por 100,000, que representa un 63% mayor que en el Condado de Olmsted en los Estados Unidos. La pregunta es, ¿Por qué?.

Los Endulzantes o Endulcorantes podrían ser factores incidentes en las altas tasas de enfermedades inflamatorias intestinales (EII)


La EII es diferente a otra enfermedad muy parecida, el Síndrome de Intestino Irritable (SII). La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) es una enfermedad autoinmune que puede tener consecuencias graves, mientras que el SII es un trastorno funcional del intestino. Después que las terapias convencionales fracasan a muchos pacientes con EII les terminan removiendo secciones de su colon con el fin de solucionar el problema, y esto puede dar como resultado complicaciones devastadoras y mortales.

Un artículo publicado en la revista Canadian Journal of Gastroenterology especula que el aumento de esta enfermedad tan problemática podría estar relacionado con el deterioro de las proteasas digestivas, causado por la inhibición de las bacterias del intestino por los productos químicos, como la sacarina y la sucralosa. La sacarina no proporciona una explicación para el aumento en las tasas de la EII, ya que Canadá adoptó normas estrictas para el uso de sacarina en 1977- pero este no es el caso de la sucralosa.

De acuerdo con los autores:
Si no es la sacarina, entonces ¿qué es lo que causa el notable aumento de EII en Canadá?...La sucralosa podría ser la culpable. En 1991, Canadá fue el primer país en aprobar el uso de sucralosa y estaba permitido utilizarla como endulzante de mesa en cereales para desayunar, bebidas, postres, rellenos, salsas, goma de mascar, mentas para el aliento, fruta para untar, aderezos para ensaladas, productos de confitería, frutas procesadas y vegetales, bebidas alcohólicas, cremas y jarabes de mesa.

La teoría que la Sucralosa podría ser la culpable del aumento de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) parece tener lógica, haciendo eco en los resultados de un estudio publicado en el 2008 en el Journal of Toxicology and Environmental Health, que descubrió que la sucralosa:
- Aumenta el nivel de pH en sus intestinos y
- Reduce la cantidad de bacterias buenas en su intestino en un 50 por ciento
En el documento presentado, el autor afirma que la sucralosa tiene un potente efecto inhibitorio en las bacterias buenas e inactiva la proteasa digestiva. También altera la función de la barrera de los intestinos. Todo esto podría ayudar a explicar el pronunciado aumento de EII en Canadá a partir de la introducción de la sucralosa en el suministro de alimentos.

Créame que, si usted continua destruyendo la mitad de su flora intestinal a través del consumo de sucralosa de manera regular, entonces una mala salud está prácticamente garantizada. Para empeorar las cosas, la mayoría de las personas ya tienen deficiencia de bacterias buenas debido al consumo excesivo de alimentos altamente procesados, razón por la cual la mayoría de las personas necesitan de suplementos probióticos. Si le agrega sucralosa a un tracto intestinal que se encuentra desequilibrado, entonces es muy probable que se produzcan problemas de salud.

Los Signos y Síntomas de la Toxicidad de la Sucralosa

En el artículo original el Dr. Mercola nos comenta:
He realizado una buena cantidad de revisiones de la literatura sobre este tema, ya que tardé varios años junto con otros cuatro profesionales en escribir la obra definitiva sobre Splenda (Sucralosa), que fue publicada por Putnam en el año 2006.

Es importante comprender que a pesar de su eslogan engañoso, Splenda (sucralosa) no se parece en nada al azúcar. Más bien es un endulzante artificial clorado al igual que el aspartame y la sacarina, y todas tienen los mismos efectos perjudiciales para la salud. De hecho, mientras que la sucralosa empieza como una molécula de azúcar, al momento en el que se ha completado el proceso de fabricación, se parece más a un DDT que al azúcar.

Desafortunadamente, muchos no logran hacer la conexión entre sus síntomas y el uso de sucralosa u otro endulzante artificial.

Los síntomas comúnmente reportados, por lo general se experimentan dentro de las 24 horas después de consumir sucralosa incluyen:

Ojos: Rojos, picazón, hinchazón, ojos llorosos e inflamación de los párpados
Articulaciones: Dolores y molestias
Nariz: Estornudos y secreción o congestión nasal
Cabeza: Dolores de cabeza, migraña e hinchazón de cara, labios, garganta o lengua
Pulmones: Tos, opresión, falta de aire y sibilancias
Piel: Ampollas, costras, erupciones, urticaria, picazón, enrojecimiento, inflamación y supuración
Corazón: Agitación y palpitaciones
Neurológicas: Ansiedad, depresión, mareos y disminución de la capacidad de concentración
Estómago: Inflamación, diarrea con sangre, diarrea, gases, náuseas, dolor, vómitos

Si experimenta algunos de estos síntomas cuando acaba de consumir Splenda (sucralosa) o si lo utiliza de manera regular, le recomiendo que evite consumirlo por unos días o algunas semanas para de esa forma se pueda dar cuenta si los síntomas desaparecen. De ser así, quizá podría haber resuelto su propio "misterio de salud". Del mismo modo, si usted sufre de síndrome del intestino irritable y consume cualquier tipo de producto de Splenda u otro endulzante artificial, lo mejor será evitar esos productos con el fin de mejorar su condición.

Creo que es importante saber que le está haciendo daño, dado que el daño que causa Splenda a largo plazo es en gran parte desconocido. Aun así, probablemente es una suposición acertada que la exposición a largo plazo no será muy buena para su salud- en especial si padece de síntomas de toxicidad. Es una triste realidad que existan tan pocos estudios adecuados sobre Splenda (sucralosa). La gran mayoría de los estudios que sirvieron como base para la aprobación de este producto en los Estados Unidos fueron hechos en animales y en realidad se encontraron muchos problemas, sin embargo no fueron tomados en cuenta, estos problemas incluyen:
- Lesiones cerebrales
- Disminución del número de glóbulos rojos y anemia
- Riñones alargados y calcificados
- Aumento en la mortalidad
- Infertilidad masculina
- Abortos espontáneos en conejos

Las Bebidas o Refrescos tipo Sodas de Dieta o Light También Podrían Aumentar el Riesgo de Derrame Cerebral


Otro estudio reciente, presentado por el Dr. Sanjay Gupta, reportó que el consumo de sodas de dieta o light está relacionado con tasas más altas de derrames cerebrales, ataques cardíacos y otros eventos vasculares mortales. (El estudio no especificó un endulzante artificial en particular, pero las bebidas o refrescos de sodas de dieta o light suelen utilizar aspartame o sucralosa, algunas veces ambos, y los dos tienen riesgos de salud similares.)
Los investigadores concluyeron que:
Este estudio sugiere que la soda de dieta o light no es el sustituto óptimo de las bebidas endulzadas con azúcar y podría estar relacionada con un mayor riesgo de derrame cerebral, infarto al miocardio o muerte vascular que el de la soda regular.
Mientras que probablemente se necesite más investigación para confirmar esta potencial relación, existe mucha evidencia que demuestra que los endulzantes o endulcorantes artificiales como la sucralosa y el aspartame pueden ser peligrosos para su salud.

¿Adicción a Endulzantes Artificiales?

Si usted utiliza un endulzante o endulcorante artificial, probablemente se deba a que está tratando de evitar las calorías, mientras que al mismo tiempo quiere seguir disfrutando de ese sabor dulce. Los antojos por lo dulce son muy comunes y comprensibles cuando se da cuenta de que el azúcar es tan adictivo como algunas drogas de la calle. Desafortunadamente, el cambio a endulzantes artificiales no lo ayudará ni a reducir el antojo por lo dulce ni aumentar su sensación de saciedad. Por el contrario, lo más probable es que empeore las cosas.

Su cuerpo tiende a desear alimentos azucarados cuando se carece del combustible apropiado. El azúcar (y los carbohidratos de granos) es un combustible muy rápido y puede darle a su cuerpo un impulso cuando anda bajo de energía. Sin embargo, el uso de endulzantes artificiales no engañará a su cuerpo, por lo que no se sentirá lleno; en lugar de eso querrá comer más dulce porque no obtiene la energía necesaria que a menudo va acompañada del sabor dulce. De hecho, esto es parte de por qué los endulzantes artificiales están relacionados con el aumento de peso en lugar de la pérdida de peso. SIMPLEMENTE ESTA CONFUNDIENDO A SU CUERPO.

La solución más poderosa para ayudar a frenar la ansiedad es comer alimentos reales y enteros de una alimentación saludable y por "alimento real" me refiero a alimentos frescos, enteros (orgánicos de preferencia, ya que son más nutritivos) que hayan sido lo menos procesados posible. Una vez que su cuerpo tenga el combustible que necesita para seguir adelante no es necesario que se le "recuerde", en forma de antojos por el azúcar, que necesita un impulso de energía.

Consejos para enfrentar la Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Dado a que comencé la discusión acerca del potencial impacto que tiene Splenda (sucralosa) en la enfermedad inflamatoria intestinal, quiero abordar algunos de los factores de estilo de vida más importantes relacionados. Ahora, las personas con EII necesitan limitar estrictamente o eliminar el consumo de azúcar, pero creo firmemente que cambiar el azúcar por los endulzantes artificiales ciertamente es una mala decisión por todas las razones que discutimos anteriormente. Mientras que el azúcar promoverá la inflamación al aumentar los niveles de insulina, los endulzantes artificiales destruirán su flora intestinal y harán un daño aún mayor en sus intestinos y más.

Si usted padece de EII y lucha en contra de los antojos de azúcar, insisto que debe revisar cuidadosamente mis recomendaciones para "dejarlos", así como hacerse cargo de su alimentación para ponerle fin a estos antojos. Las siguientes estrategias también son importantes si usted está luchando contra la EII:
  • Tome un suplemento de grasa omega-3 de alta calidad y origen animal. Si ya se encuentra tomando omega-3 de origen vegetal como el lino, quiero que sepa que esto no le funcionará ya que su cuerpo necesita grasa omega-3 DHA para que tenga un fuerte impacto en la enfermedad y no el omega-3 ALA que se encuentra en el lino.
  • Evite todo tipo de azúcares, sobre todo la fructosa, ya que aumentará la inflamación al aumentar los niveles de insulina.
  • También evite todo tipo de granos hasta que sus síntomas estén bajo control. Muchas personas que sufren de la enfermedad inflamatoria intestinal tienen sensibilidad al gluten. Además, los granos (carbohidratos y legumbres) tienden a incrementar los niveles de insulina, promoviendo la inflamación.
  • Optimice sus niveles de vitamina D. La vitamina D parece ser tan efectiva como las grasas omega-3 de origen animal.
  • Ingiera probióticos, ya que ayudará a sanar su tracto intestinal. Puede hacer esto al consumir de forma regular algunos alimentos naturales o tomando suplementos de probióticos de alta calidad.
Fuentes de Referencia:
O.J. Eppers. Químico con amplia experiencia en la evaluación de impactos
de sustancias químicas al medio ambiente y a seres humanos.
Los Endulzantes Artificiales pueden destruir su sistema inmunológico
Más información y estudios sobre Stevia rebaudiana
Recomendamos leer: Alergias e inflamación por alimentos tóxicos

Te puede interesar también

Alergia a la Cafeína: Té, Café y Bebidas Energéticas
El Masaje metamórfico equilibra las emociones